miércoles, 26 de octubre de 2016

Películas para la educación


[Nota de prensa]


Películas para la educación
Aprender viendo cine, aprender a ver cine




La pretensión de este libro es la de ofrecer a formadores, docentes y padres un manual acorde con los desarrollos curriculares previstos en los últimos años de la educación secundaria obligatoria, el bachillerato y la formación profesional básica. Amistad y traición, civilización y barbarie, violencia y solidaridad, justicia y felicidad, libertad y seguridad, deber y corrupción, identidad y alteridad, sexo y amor, familia y escuela, son algunos de los temas sobre los que se invita a discutir a padres, educadores y alumnado.

Pero, al objetivo más evidente de ofrecer un manual de apoyo susceptible de ser utilizado en estas etapas formativas, cabe añadir lo que podríamos denominar una "pedagogía de la mirada". Porque, en un mundo saturado de imágenes, poner a disposición del lector casi medio centenar de ejercicios de análisis concretos contribuirá a que desarrolle una mirada más aguda y competente. Se trata no solo de establecer lo que una película dice, sino, también, de determinar cómo dice lo que dice. De ahí la doble aspiración última del libro: aprender viendo cine, aprender a ver cine.




Autores

Carmen Arocena
Ainhoa Fernández de Arroyabe
Íñigo Larrauri
Íñigo Marzábal
Nekane E. Zubiaur
Imanol Zumalde
Santos Zunzunegui

Colección: Signo e imagen
Páginas: 432
Precio: 25,00 €
ISBN: 978-84-376-3607-8




Sumario

RELACIONES PERSONALES

Amor: Dos en la carretera (Stanley Donen, 1967); Antes del amanecer (Richard Linklater, 1995).
Amistad: Master & Commander: Al otro lado del mundo (Peter Weir, 2003); El tercer hombre (Carol Reed, 1949).
Sexo: Kids (Larry Clark, 1995); Antonia (Marleen Gorris, 1995).

SOCIALIZACIÓN

Familia: Familia (Fernando León de Aranoa, 1996); Nader y Simin, una separación (Asghar Farhadi, 2011).
Educación: El club de los poetas muertos (Peter Weir, 1989); El milagro de Ana Sullivan (Arthur Penn, 1962).
Comunicación y redes: La red social (David Fincher, 2010); Her (Spike Jonze, 2013).

MORAL

Norma: El hombre que mató a Liberty Valance (John Ford, 1962); La vida de los otros (Florian Henckel von Donnesmarck, 2006).
Justicia: Matar a un ruiseñor (Robert Mulligan, 1962); Mystic River (Clint Eastwood, 2003).
Felicidad: Delitos y faltas (Woody Allen, 1989); Happiness (Todd Solondz, 1998).

DERECHOS HUMANOS

Libertad: Alguien voló sobre el nido del cuco (Miloš Forman, 1975); Nightcrawler (Dan Gilroy, 2014).
Igualdad / Discriminación: El hombre elefante (David Lynch, 1980); El círculo (Jafar Panahi, 2000).
Solidaridad: El Havre (Aki Kaurismäki, 2011); Plácido (Luis García Berlanga, 1961).

POLÍTICO

Poder / Corrupción: Lincoln (Steven Spielberg, 2012); Elección (Alexander Payne, 1999).
Guerra / Terrorismo: La noche más oscura (Kathryn Bigelow, 2012); Vals con Bashir (Ari Folman, 2008).
Totalitarismo: La ola (Dennis Gansel, 2008); Good Bye, Lenin! (Wolfgang Becker, 2003).

VIDA BIOLÓGICA

Principio de la vida / Aborto: 4 meses, 3 semanas, 2 días (Cristian Mungiu, 2007); Juno (Jason Reitman, 2007).
Enfermedad terminal y muerte: Amor (Michael Haneke, 2012); Amar la vida (Mike Nichols, 2001).
Ecología / Tecnología: Wall-E. Batallón de limpieza (Andrew Stanton, 2008); Interstellar (Christopher Nolan, 2014).

POSMODERNIDAD

Violencia: Raíces profundas (George Stevens, 1952); La naranja mecánica (Stanley Kubrick, 1971).
Alteridad / Multiculturalidad: El bosque (M. Night Shyamalan, 2004); Crash (Colisión) (Paul Haggis, 2004).
Consumismo, narcisismo y otras adicciones: Ladrones de la fama (Sofia Coppola, 2013); Réquiem por un sueño (Darren Aronofsky, 2000).




A lo largo de la obra se plantearán dos tipos de actividades: unas abiertas y otras cerradas. El objetivo de las primeras es el de incitar al alumnado a opinar y discutir genéricamente, de manera individual o en grupo, sobre las cuestiones planteadas por la narración. El objeto de las segundas sería el de centrar esa discusión sobre cuestiones más específicamente cinematográficas, más relacionadas con establecer cómo dice la película lo que dice. Son estas las cuestiones que tendrán cumplida respuesta en la denominada Guía para el profesorado.


lunes, 3 de octubre de 2016

LAS GUERRAS DE LAS GALAXIAS (1975-1985)


Las guerras de las galaxias (1975-1985). Invasión de la ciencia ficción
Jérôme Wybon
Barcelona, Planeta Cómic, 2016
224 pp. - 35 €




En el año 1977, el estreno de Star Wars de George Lucas marcó un antes y un después en la historia del séptimo arte: se trataba de un proyecto personal de su director pero de género, cuyo triunfo en la taquilla se adelantó a la concepción del término blockbuster y ayudó a poner fin a una de las etapas creativamente más fructíferas de la historia del cine estadounidense. Pero si la película de Lucas afectó al devenir de la industria del cine, su arrollador éxito también fue determinante para la evolución de un género, el de la ciencia ficción, que podría haber tomado un camino muy distinto si la película definitiva al respecto del último tercio del siglo XX hubiese sido el 2001. Una odisea del espacio de Stanley Kubrick y no la epopeya galática de Lucas.




Y es que, ni que decir tiene, el film que se estrenó en España como La guerra de las galaxias fue una de las películas más imitadas por sus coetáneos a lo largo y ancho de todo el orbe, convirtiendo a la space opera en el subgénero más importante de la SF cinematográfica. Incluso los pocos que quisieron mantenerse al margen de su influencia no lo lograron del todo, aunque solo fuese porque no hicieron otra cosa que (auto)definirse por oposición a las aventuras de Luke, Leia, Solo y compañía. De todo ello da buena cuenta Jérôme Wybon en su libro Las guerras de las galaxias (1975-1985), cuyo subtítulo Invasión de la ciencia ficción deja a las claras lo que supuso la década citada para este género en el ámbito del cine y la televisión.


En 1977, Star Wars cambió para siempre la ciencia ficción... y la historia del cine


No obstante, Wybon no se olvida de algunos precedentes contemporáneos de Star Wars, y sin necesidad de retrotraerse a los seriales que tanto influyeron en la concepción de la saga interestelar de Lucas -como Buck Rogers o Flash Gordon- o ni siquiera a la primero frustrada y luego exitosa serie Star Trek -que, como aquellos, sí cita en la introducción del volumen-, decide arrancar su repaso a las space operas del género en 1975 con el estreno en la pequeña pantalla de la serie Espacio: 1999. Empieza así un recorrido cronológico que terminará una década después con el estreno del film Enemigo mío... aunque el autor todavía tenga espacio para mencionar cinco proyectos cancelados que debieron estrenarse entre 1979 y 1983, momento de mayor auge del género.




Ni que decir tiene que las tres entregas de la saga de Lucas -la ya citada y luego rebautizada como Una nueva esperanza, El imperio contraataca y El retorno del Jedi- y las tres primeras películas de una franquicia resucitada en los cines de todo el mundo -Star Trek: La película, Star Trek II: La ira de Khan y Star Trek III: En busca de Spock-, se llevan una buena parte de este fascinante viaje por la ciencia ficción audiovisual de finales de los 70 y comienzos de los 80. Pero junto a ellas no faltan otras películas determinantes como Alien, el octavo pasajero de Ridley Scott (que insistiría en el género con Blade Runner y Prometheus), Atmósfera cero y 2010. Odisea dos de Peter Hyams o Dune de David Lynch, así como la por aquel entonces muy popular serie Galáctica: Estrella de combate (que contaría con un remake también para la pequeña pantalla en el siglo XXI).


El libro recoge la difícil producción de Dune por parte de Dino De Laurentiis y David Lynch


No obstante, uno de los principales atractivos del libro es que Wybon no se olvida de películas mucho menos lustrosas surgidas en cinematografías de lo más variopinto y que quisieron aprovecharse del éxito del film de Lucas. Así, por las páginas del libro también se pasean la japonesa Galaxias año 2000, las hoy películas de culto Star Crash y Galaxina o la producción de Roger Corman Inseminoid. El capítulo dedicado a esta última se ve completado con un epígrafe de seis páginas titulado precisamente "El universo de Roger Corman"... y es que Wybon no se conforma con dedicar su atención a los títulos señeros, sino que salpica su odisea interestelar con capítulos específicos dedicados a las temáticas más diversas.




De esta forma, el lector también podrá descubrir cómo era la ciencia ficción animada de la época, con títulos tan recordados hoy como Comando G / La batalla de los planetas, Las aventuras del Capitán Harlock o Ulises 31; la ciencia ficción hecha en Italia (sin duda los reyes del cine exploitation), con filmes como La guerra de los planetas, La batalla de las estrellas, La guerra del robot o Terror en el espacio; la muy marciana (nunca mejor dicho) imitación turca de Star Wars; o los carteles más representativos del género.


Enemigo mío, estrenado en 1985, es el último film analizado en la presente obra


El abismo negro, Moonraker (o la aventura espacial del agente James Bond), Flash Gordon, Saturno 3, Guerreros del espacio, Starfighter, Lifeforce (Fuerza vital)... son solo algunas películas más de las muchas que Wybon comenta pormenorizadamente, aunando información sobre su producción, comentario crítico y anécotas varias en un recorrido que, por supuesto, cuenta con un apartado visual que se convierte en el mayor atractivo de la propuesta: los textos vienen acompañados de un gran número de imágenes, a color y en blanco y negro, con fotografías oficiales de las películas citadas, carteles y diseños de producción. El resultado es un libro al que, al margen de algún pero puntual (particularmente se echa de menos una mayor corrección en los textos), no puede faltar en la biblioteca de ningún aficionado al cine fantástico que se precie de serlo.

viernes, 5 de agosto de 2016

La exhibición cinematográfica en España


En la columna de prensa de Abandonad toda esperanza de hoy recomendamos el volumen La exhibición cinematográfica en España. Cincuenta años de cambios, escrito por José Vicente García Santamaría y publicado por Cátedra.

Podéis leer la columna aquí:



viernes, 15 de julio de 2016

El legado de Alvin


En la columna de prensa de Abandonad toda esperanza de hoy y aprovechando el estreno de Mi amigo el gigante, el último trabajo de Steven Spielberg (que recurriera a sus servicios en varias ocasiones), recordamos el legado artístico de un gran ilustrador de carteles para cine; un legado del que da fe el libro El arte de John Alvin, recientemente editado por Planeta Cómic.

Aquí tenéis la columna:



lunes, 11 de abril de 2016

ANUARIO FOTOGRAMAS 2016


Anuario Fotogramas 2016
Varios autores
Madrid, Hearst Magazines, 2016
254 pp. - 8 €




Ha llegado el momento de lo que ya es casi una tradición: después de comentar aquí las entregas correspondientes a los años 2013, 2014 y 2015, es el turno del nuevo Anuario Fotogramas 2016. En líneas generales, las características fundamentales de la propuesta no han variado: estamos ante una publicación manejable y funcional que se mantiene fiel a su propósito inicial de cuando apareció por vez primera en 1997. Y como entonces, se mantiene uno de sus atractivos fundamentales: un precio muy asequible -apenas ocho euros- para un útil producto de consulta de más de doscientas cincuenta páginas.


La oscarizada Birdman fue uno de los estrenos más destacados del primer mes de 2015


Por supuesto, "Todos los estrenos de 2015" -la sección (fraccionada por meses) correspondiente a las películas que llegaron a nuestra cartelera a lo largo del año pasado- ocupa el grueso del volumen: se incluyen fichas y breves comentarios críticos de todas las cintas estrenadas -de '71 a Zonda: Folclore argentino-, divididas por meses, y dentro de cada mes ordenadas alfabéticamente. Además, cada mes arranca con una selección cronológica de las noticias cinematográficas más destacadas de entre las que acontecieron en dicho período de tiempo; y se completa con crónicas de los festivales especializados y premios del ramo (cada uno con su respectivo palmarés), así como las notas necrológicas de las personalidades desaparecidas durante dicho mes, recogiendo así los fallecimientos del 2015, de Rod Taylor a Robert Loggia, pasando por personalidades como las de Leonard Nimoy, Pedro Reyes, Manoel de Oliveira, Vicente Aranda, Christopher Lee, Omar Sharif, Wes Craven, John Guillermin, Maureen O'Hara o Germán Robles (por citar tan solo uno por mes). Cabe destacar también la votación anual acerca del mejor cine del año convocada por la revista Fotogramas, que reúne los votos de 83 críticos que en esta ocasión han elegido a Truman de Cesc Gay y Mad Max: Furia en la carretera de George Miller como lo mejor de la producción nacional e internacional respectivamente.


Mad Max: Furia en la carretera, mejor film extranjero para los críticos de Fotogramas


Una vez se ha concluido con los estrenos del año en cuestión, el anuario recoge también bajo el epígrafe común de "Secciones" el listado de rodajes anuales (firmado por Philipp Engel); la selección de los 18 mejores cortometrajes del año (seleccionados por Alfonso Rivera); un listado con las referencias más interesantes del mercado VOD y el digital, de 16 títulos cada uno (a cargo de Gerard Alonso i Cassadó y Engel respectivamente); así como las también habituales selecciones de libros (con 16 títulos recuperados por Engel) y las bandas sonoras editadas más interesantes (otras 16, comentadas por el especialista Conrado Xalabarder). Cierran el volumen los artículos sobre economía "El cine español se consolida" y "Una taquilla mundial dominada por las franquicias", el primero firmado por Joan Herbera y el segundo sin firmar, así como el inevitable directorio de interés para profesionales del medio.


Almodóvar en el rodaje de Julieta, cinta rodada en parte en 2015 y que ya está en los cines


Como novedad de este año, y para celebrar el 20 aniversario de la publicación, cabe destacar que se han incluido también una serie de entrevistas realizadas ex profeso a importantes personalidades del sector cinematográfico nacional. En este caso nos encontramos con Laura y Carlos Fernández (adjunta a la dirección y consejero delegado de la distribuidora Filmax), Raúl Cabrera (director de marketing y ventas de Cinesa), Emma Marín (directora de comunicación de Correos, grupo que lanza el Correos Film Festival), Esteve Riambau (director de la Filmoteca de Catalunya) y Axel Kuschevatzky (director de Telefónica Studios). Una iniciativa esta que, según el editorial del volumen, tendrá continuidad en futuras ediciones del anuario, y que termina por dar forma a una publicación imprescindible y de gran utilidad para todo buen aficionado al séptimo arte
.

martes, 16 de febrero de 2016

Eugenio Martín, un autor para todos los géneros


A través de Abandonad toda esperanza os hacemos llegar las palabras del crítico y editor Javier G. Romero a propósito de la recuperación de un libro muy estimable...


 Eugenio Martín, con la edición anterior de una obra que se recupera ahora


Estimados amigos/as de Cine-Bis,

Os envío este mail colectivo para comunicaros que a partir de hoy [15/II/2016], y solo para su venta por correo, está disponible el libro Eugenio Martín, un autor para todos los géneros, escrito por Carlos Aguilar y Anita Haas, que he editado bajo mi sello Quatermass (mediante el cual también publico Cine-Bis).

Es el único volumen, a nivel mundial, dedicado a este director de grandes clásicos de nuestro cine de género, como Hipnosis (1962), El precio de un hombre (1966), Pánico en el Transiberiano (1972), Una vela para el diablo (1973)... Se trata de una nueva edición revisada y ampliada, con más páginas y más fotografías inéditas (muchas cedidas por el propio director); incluye un estudio crítico de la obra de Martín, una extensa y exhaustiva entrevista, una selección de textos del cineasta, filmografía completa, bibliografía, un útil índice onomástico y un espectacular material gráfico (240 fotografías, en blanco & negro y en color).

En la imagen adjunta al pie de este mensaje podéis ver la portada y más detalles de la edición (PVP, etc.). Todos aquellos interesados podéis escribir a esta misma dirección de mail (quatermass@hotmail.com), y con mucho gusto os informo de cómo podéis adquirirlo (se facilitará un número de cuenta para el ingreso del importe).

¡Muchas gracias a todos/as por apoyar nuestras publicaciones!

Un cordial saludo,
Javier G. Romero



lunes, 4 de enero de 2016

Los mejores libros del 2015



5.º- Muerte, asesinato y funeral del western
Jesús Lens (Palabaristas) [digital]



4.º- Woody Allen. El último genio
Natalio Grueso (Plaza & Janés)



3.º- Hollywood maldito
Jesús Palacios (Valdemar)



2.º- Lo viejo y lo nuevo

Santos Zunzunegui (Cátedra)



1.º- Cómo se hizo Star Wars

J. W. Rinzler (Planeta Cómic)

lunes, 21 de diciembre de 2015

WOODY ALLEN. EL ÚLTIMO GENIO


Woody Allen. El último genio
Natalio Grueso
Barcelona, Plaza & Janés, 2015
272 pp. (+ 32 pp.) - 19,90 €




El pasado 1 de diciembre comencé a leer -y adelanto que lo terminaría muy poco después con gran placer- Woody Allen. El último genio, y no sería hasta horas más tarde de haber leído los primeros capítulos de este libro cuando recordé que precisamente ese era el día en el que su principal protagonista, y uno de los cineastas más importantes e influyentes del último medio siglo, cumplía los 80 años de edad. Una feliz casualidad, fruto sin duda del azar, que no es sino uno de los (muchos) temas fundamentales que este cómico de stand up reconvertido en actor y guionista primero, y en director después, ha tratado en repetidas ocasiones a lo largo de su extensísima filmografía.


Woody Allen es uno de los iconos culturales más importantes de nuestro tiempo


Como manifiesta el propio autor del libro, el también novelista Natalio Grueso, aportar algo nuevo a propósito de la vida y la obra de Woody Allen es prácticamente imposible a estas alturas. Por tanto, y aprovechando su situación privilegiada a la hora de acercarse a la figura del autor de Annie Hall -Grueso es amigo personal de Allen y, entre otras labores, ha ejercido de mánager de producción de su película Vicky Cristina Barcelona-, en este libro de lectura muy amena y agradable opta por apartarse de cualquier intento sesudo de análisis fílmico y nos ofrece un retrato humano de su autor, desde sus inicios profesionales como escritor de chistes para otros hasta nuestros días, deteniéndose en su penúltima película estrenada entre nosotros, Magia a la luz de la luna (si bien la cronología que cierra el libro, más actualizada, llega a alcanzar el estreno de la reciente Irrational Man).


Allen y su esposa Soon-Yi pasean por Oviedo junto a Joan Picanyol y el autor del libro


Para ello, Grueso divide el libro en trece capítulos, cada uno de ellos centrado en un aspecto importante de la vida y milagros de su personaje principal y encabezado siempre por una de sus máximas, en mayor o menor medida relacionadas con el contenido del mismo... y por supuesto siempre brillantes. Así, el primer capítulo -a modo de introducción- se centra en su faceta de genio, valoración que comparten prácticamente todos sus colaboradores y que justifica el subtítulo de la obra; el segundo en sus primeros años, vitales y profesionales; y así sucesivamente, hasta alcanzar el final de la obra dejando atrás temas como la comedia, la celebridad, la música, la magia -una de las constantes de su obra, que suele pasar desapercibida-, la filosofía (casi siempre existencialista) o, cómo no podía ser de otra forma siendo una obra escrita en nuestro país, su relación afectiva con España.


 Allen bromea con la estatua de su efigie, ubicada en Oviedo


Junto a estos capítulos, se incluye un pliego de treinta y dos páginas en el que se reproduce una gran cantidad de fotografías en color y blanco y negro, relativas a la vida y obra de Allen, además de a múltiples personalidades y obras relacionadas con el mismo, caso de Groucho Marx, Susan Sontag, Norman Mailer o sus colegas Francis Ford Coppola y Martin Scorsese, con quienes dirigió los episodios de Historias de Nueva York. Tampoco faltan instantáneas de sus visitas a España, muy habituales en los últimos años.


Entre Coppola y Scorsese, en una foto promocional de Historias de Nueva York


Este gran número de referencias se debe, por supuesto, a que Allen es un director profundamente interesado en la cultura y el arte de nuestro tiempo. Por tanto, su retrato se convierte también en un ameno paseo por las distintas disciplinas artísticas que le interesan como consumidor: el autor de Manhattan es un lector voraz de literatura, especialmente clásica; y aunque hasta la fecha no ha dirigido ninguna adaptación oficial, es inevitable advertir los ecos de Tolstoi en La última noche de Boris Grushenko (cinta que, en suma, supone una parodia de la gran novelística rusa); de Dostoievsky en Delitos y faltas, El sueño de Casandra y la citada Irrational Man; de Shakespeare en La comedia sexual de una noche de verano; o de Kafka en Sombras y niebla... por citar solo unos cuantos de los muchos homenajes o citas que pueblan su filmografía.


Dirigiendo a Emma Stone y Joaquin Phoenix en el rodaje de Irrational Man


En cuanto a su faceta de espectador, Allen se ha confesado en repetidas ocasiones un cinéfilo irredento, sobre todo en lo que al cine europeo clásico se refiere, pero sin hacerle ascos al cine estadounidense o al asiático. Así, entre sus películas favoritas se cuentan obras maestras indiscutibles del séptimo arte como Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica, El discreto encanto de la burguesía de Luis Buñuel, La gran ilusión de Jean Renoir, Rashomon de Akira Kurosawa, Los cuatrocientos golpes de François Truffaut, Senderos de gloria de Stanley Kubrick o la inevitable Ciudadano Kane de Orson Welles. Y, de hecho, algunos de sus filmes remiten a diversos títulos de sus maestros: con Recuerdos remeda otra de sus películas favoritas, el 8 ½ de Federico Fellini; Sombras y niebla remite al cine expresionista alemán de Murnau y Lang; Misterioso asesinato en Manhattan evoca al cine de suspense de Alfred Hitchcock y homenajea explícitamente al citado Welles y el famoso clímax de La dama de Shanghai; y, por supuesto, no se podrían entender películas como Interiores, Septiembre u Otra mujer sin la inspiración que le otorga el legado de su cineasta de cabecera: el sueco Ingmar Bergman.


En Annie Hall homenajea a Bergman incluyendo una referencia a Cara a cara


Por otra parte, ya como autor, baste recordar que, además de guiones y los ya sugeridos monólogos cómicos, Allen ha escrito algunas obras teatrales y multitud de cuentos (les recomiendo encarecidamente que busquen el volumen Cuentos sin plumas, su imprescindible narrativa breve completa, editado por Tusquets); y también ejerce de músico de jazz, tocando el clarinete con su banda: Woody Allen & His New Orleans Jazz Band. Así pues, las facetas culturales de Allen son varias y muy ricas, y de todo ello da buena cuenta el presente volumen, erigiéndose en un acercamiento a la cultura de nuestro tiempo visto desde el prisma del cineasta... y del propio Grueso, en la medida en que Woody Allen. El último genio se revela muy pronto como una suerte de autorretrato encubierto.


Woody Allen & His New Orleans Jazz Band, en una de sus actuaciones en directo


Y es que Grueso utiliza su obra para construir una elegía por la cultura entendida de una forma que parece tener las horas contadas en estos tiempos acelerados de (sub)cultura de tirón mediático, la de los best sellers de escasas pretensiones literarias y los blockbusters repetitivos a base de secuelas, precuelas, remakes y variantes similares. Una forma de cultura la defendida y admirada por Grueso (y, por extensión, por el mismo Allen) cuyo tiempo parece haberse extinguido. Como se dice en uno de los últimos pasajes del libro, quizá llegue el día en el que las películas de muchos de los cineastas más admirados por el responsable de Hannah y sus hermanas ya no puedan verse en la televisión, mucho menos en los cines, y haya que recurrir a los museos para poder verlas y disfrutarlas.


El autor y el protagonista del libro, en uno de sus muchos encuentros


Cuando llegue ese aciago día, si es que llega, entre las películas que seguirán viéndose con placer estarán sin duda muchas del propio Woody Allen. Y, por consiguiente, lo mismo debería ocurrirle a este libro, que también se podrá y se deberá leer con gozo similar al que se siente hoy cuando se cierra el volumen tras leer la última de sus páginas.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Los libros de Bond


En nuestra columna de prensa de hoy para El Periódico de Villena, además de recomendar las películas Spectre y Sicario, comentamos al hilo del estreno del último film de James Bond la publicación de cuatro libros sobre esta exitosa saga cinematográfica por parte de Planeta Cómic.

Podéis leer la columna en cuestión aquí.





viernes, 16 de octubre de 2015

Los secretos de James Dean, Pasolini y el guion cinematográfico


Hoy, la columna de Abandonad a toda esperanza que publicamos en El Periódico de Villena está dedicada a libros sobre cine bastante particulares: por un lado, las novelas que José M.ª García López y Philippe Besson han dedicado respectivamente a los desaparecidos Pier Paolo Pasolini y James Dean; por otro, al libro La claqueta metálica de Gore Gamboa, cuyo subtítulo -"Los secretos del guión cinematográfico al alcance de todos"-, aunque revelador, no adelanta las varias sorpresas que encontrará el lector en su interior.

Podéis leer la columna de prensa de hoy aquí: