lunes, 4 de agosto de 2014

QUENTIN TARANTINO. GLORIOSO BASTARDO


Quentin Tarantino. Glorioso bastardo
Juan Manuel Corral
Palma de Mallorca, Dolmen, 2013
336 pp. - 19,95 €




Aunque últimamente sus nuevos trabajos como realizador se han distanciado un tanto en el tiempo, el interés que estos han despertado, junto con otras actividades cinematográficas llevadas a cabo al lado de otros cineastas, así como su capacidad al parecer inagotable de generar interés por cada proyecto que anuncia (llegue este a materializarse o no), el director de cine Quentin Tarantino siempre está de actualidad. Por lo tanto, no resulta extraño que para estar al tanto de su multifacética labor haya que volver a cuestionarse su obra de forma regular para poner al día la consideración crítica que merece.


Quentin Tarantino: un realizador que despierta tantas pasiones como rechazos


Por tanto, vaya por delante que este Quentin Tarantino. Glorioso bastardo editado por Dolmen a finales del pasado año no es sino la actualización y puesta al día del previo Quentin Tarantino. Excesos y cinefilia, publicado por la misma editorial mallorquina en el ya lejano febrero de 2005 como segundo volumen de su colección Cult Movies. Un libro este que leí con gran deleite en su día, y que he vuelto a leer (en algunos apartados, claro; otros muchos son nuevos) con placer semejante ahora; porque en uno y otro, el escritor gallego Juan Manuel Corral analiza una de las filmografías más interesantes del Hollywood de las últimas décadas aunando rigor crítico y estilo virtuoso no exento de un cierto humor soterrado; algo que no sorprenderá a quien haya leído otros libros suyos de análisis cinematográfico, como es el caso de los dedicados a Humphrey Bogart, Peter Cushing, la compañía productora Ealing, el cine erótico japonés o, muy especialmente, el brillante Hammer. La casa del terror, dedicado a la mítica productora británica que renovó el cine de horror a finales de los años 50 y principios de los 60.


Los protagonistas de la primera parte del metraje de Death Proof


Al que en su día leyera la versión anterior, le interesará saber qué nuevo material podrá encontrar en esta puesta al día, más allá de la nueva introducción que firma el director del Festival de Cine de Sitges y crítico especializado Ángel Sala. Vamos a ello: el grueso del texto inédito aparece en las páginas 150 a 199, donde Corral analiza los tres filmes de Tarantino que todavía no existían cuando se publicó la primera versión de su libro -que alcanzaba hasta Kill Bill. Volumen 2-, ampliando la información sobre este último título y enlazándola con el comentario de Death Proof, Malditos bastardos y Django desencadenado. Eso sí: téngase en cuenta que en las páginas anteriores no se ha limitado a reproducir el texto previo tal cual, sino que este ha sufrido un proceso de revisión y remaquetación ampliándolo con nuevas referencias puntuales.


Con Malditos bastardos, Tarantino se atrevió a reescribir la Historia con mayúsculas


En el capítulo III ("Más balas en la recámara. Otros trabajos", que en el libro anterior se tituló simplemente "Más sangre"), el autor actualiza también la filmografía del firmante de Reservoir Dogs ajena a su labor como director: así, en las páginas 234 y 235 comenta su intervención en varios filmes no dirigidos por él, algunos tan mediocres y por tanto decepcionantes como Hell Ride o El hombre de los puños de hierro. Finalmente, también pone al día en las páginas 265 a 269 del capítulo IV ("Quentin Tarantino como actor") la labor del protagonista del libro frente a las cámaras, deteniéndose particulamente en su colaboración con Takashi Miike en la divertida Sukiyaki Western Django, previa a su propia incursión en el género con el film protagonizado por Jamie Foxx, Cristoph Waltz y Leonardo DiCaprio. Por supuesto, también se actualiza el apartado dedicado a las bandas sonoras de sus filmes, una faceta importantísima en la obra de Tarantino, así como las fichas de la filmografía con la que se cierra el volumen... pasando así de las 256 páginas del libro de 2005 a las 336 páginas de la versión actual.


 Foxx y DiCaprio, el héroe y el villano del primer western de su autor


Así pues, el fan irredento de Quentin Tarantino que leyera en su día la primera versión de la presente obra, hará bien en hacerse con esta pertinente actualización. Ahora bien, quien verdaderamente disfrutará con este nuevo libro será todo aquel que no leyera el anterior, quizá por haber descubierto tarde al realizador de joyas como Pulp Fiction o Jackie Brown (sí, somos de los que pensamos que, lamentablemente, lo más interesante de la carrera de este cineasta se encuentra en la primera parte de su filmografía), y que ahora tiene la oportunidad de acercarse a su obra con este espléndido manual de instrucciones en la mano, de atractiva maquetación y repleto de cuadros destacados que amplían la información referida a una obra tan multirreferencial como la que ha elaborado Tarantino hasta la fecha, y que esperamos siga creciendo en breve con el estreno de la anunciada The Hateful Eight.