jueves, 29 de octubre de 2009

CINE ZOMBI

Cine zombi
Ángel Gómez Rivero
Madrid, Calamar Ediciones, 2009
496 pp. - 24 €



En el ámbito cultural, como en todo, las modas se suceden a un ritmo vertiginoso, y lo que ayer estaba a la última hoy huele a podrido -una metáfora muy al hilo del tema que trataremos, como verán enseguida-, mientras nuevos productos reclaman su parcela. El terror no es una excepción, y justo cuando los expertos empiezan a vaticinar el final de la moda vampírica a rebufo del éxito de Crepúsculo de Stephenie Meyer y su adaptación cinematográfica, y que podría finiquitar la continuación oficial (¿y sacrílega?) del clásico de Stoker, Drácula, el no muerto de Dacre Stoker y Ian Holt, parece que son los zombis los llamados a surgir de sus tumbas para poblar los anaqueles de las librerías y las carteleras de medio mundo.



Así pues, justo en el momento en el que se publica la revisión del clásico de Jane Austen Orgullo y prejuicio en clave zombi, aparece una novela como Zombis rubias, las guías de supervivencia de Max Brooks triunfan allá donde van o una editorial como Dolmen anuncia toda una línea de libros y cómics dedicados al subgénero, sin olvidar varios cómics de similar temática, la crítica cinematográfica no podía mantenerse al margen, y han acabado confluyendo dos títulos de temática similar: por un lado, José Manuel Serrano Cueto publica Zombie Evolution (El libro de los muertos vivientes en el cine), que no tengo el gusto de haber leído porque, aunque la hipotética existencia de los muertos vivientes pueda hacer pensar lo contrario, nuestro tiempo es limitado y hay que dosificarlo con extremo cuidado; y por otro se edita el título que nos ocupa y que ya anunciamos en su día: Cine zombi, la apuesta de Calamar Ediciones -una editorial que poco a poco va construyendo un catálogo de libros sobre cine fantástico y de género verdaderamente envidiable- y de un servidor como lector irredento de libros de cine y fan fatal de las películas de miedo.



Ángel Gómez Rivero no era un desconocido para mí, y no solo por haber disfrutado de su anterior Casas malditas. La arquitectura del horror, también de la mano de Calamar y dedicado a glosar las películas del género protagonizadas por mansiones encantadas y edificios afines. A Gómez Rivero lo he seguido como contertulio en foros de Internet dedicados al cine como arte e industria y al DVD como soporte digital, y sus palabras siempre han denotado tanto amor hacia el séptimo arte como conocimiento del mismo, destilando un juicio formado con el que, claro, se puede o no estar de acuerdo en según qué ocasiones, pero que lejos de adoptar una postura talibán que no se para en contemplaciones opta por dar forma a un criterio de opinión y valoración tan lógico y coherente como pueda serlo cualquier criterio referido a un objeto artístico, siempre diana de filias y fobias particulares.



Si hablamos de filias, a Gómez Rivero le pierde el cine clásico: por eso, particularmente suculentos son los primeros capítulos de este libro, adelanto ya, indispensable, donde el autor se detiene pormenorizadamente en analizar los primeros clásicos incontestables del género, como La legión de los hombres sin alma de Victor Halperin o, por supuesto, Yo anduve con un zombie de Jacques Tourneur... sin olvidarse de otros títulos afines a la temática aunque no estrictamente ubicables dentro de sus fronteras, como las silentes El gabinete del doctor Caligari de Robert Wiene o El hundimiento de la casa Usher de Jean Epstein, según el cuento de Edgar Allan Poe.



Pero no teman los detractores -ellos se lo pierden, dicho sea de paso- del cine clásico: apenas superado el primer centenar de páginas de las casi quinientas de las que consta el libro aparece el nombre y la película que todos esperaban, y que terminó de redefinir el género del horror en la gran pantalla siguiendo la estela de Psicosis de Alfred Hitchcock y abriendo el camino a clásicos contemporáneos incontestables como La matanza de Texas de Tobe Hooper. Me refiero, claro, a George A. Romero y La noche de los muertos vivientes, que en 1968 hizo tambalearse a los drive ins de toda Norteamérica con una pesadilla en blanco y negro donde el horror se alejaba del espacio exterior de donde llegaban los extraterrestres comunistas o de los grandes salones de fastuosos cortinajes de la Hammer para surgir del cementerio más cercano.



Demostrando estar a la última, Gómez Rivero analiza toda la saga de Romero al completo, de la trilogía original a las posteriores La tierra de los muertos vivientes y El diario de los muertos, sin olvidar los remakes firmados sucesivamente por Tom Savini (que en mi opinión alaba en demasía, pero para gustos...), Zack Snyder (este sí, magistral para ambos) y Steve Miner (este último, inédito en España), así como la nueva aportación de Romero, Survival of the Dead, que aquí se cita de pasada.



Los amantes del cine mediterráneo más abisal, entre los que me cuento, también están de suerte: Lucio Fulci y sus películas de muertos vivientes -Nueva York bajo el terror de los zombi, pero también Miedo en la ciudad de los muertos vivientes y, más tangencialmente, la tan fascinante como absurda Aquella casa al lado del cementerio-, todas ellas hechas con pocos medios y mucha osadía, también son comentadas en Cine zombi, sin olvidar a maestros como Mario Bava y su Terror en el espacio, las muy populares en los años 80 Demons y su secuela, o la increíble -que el espectador le dé su valoración, positiva o negativa, al adjetivo, pues ambas son en cierto modo válidas- La invasión de los zombies atómicos de Umberto Lenzi.



Y en cuanto al cine patrio, no podían faltar Paul Naschy y Jesús Franco, nombres clave del cine fantástico español por mucho que les pese a algunos, así como los templarios de Amando de Ossorio, a los que el autor dedica un capítulo al completo, o la exitosa [REC] de Jaume Balagueró y Paco Plaza, de la que acaba de estrenarse la segunda parte. Pero si hay un nombre al que Gómez Rivero dedique especial atención ese es el de Jorge Grau, gracias a su innegable aportación al subgénero: No profanar el sueño de los muertos. El propio Grau es el autor del prólogo con el que se abre el libro, y una entrevista con el realizador de la también interesante Ceremonia sangrienta sirve como colofón, cerrando la obra como un círculo perfecto.



Uno de los mayores atractivos de Cine zombi es su exhaustividad: como decíamos, Gómez Rivero muestra una particular querencia por el cine clásico, pero su rendida y confesa admiración por maestros del celuloide primitivo como Murnau o Dreyer no es obstáculo para haber visto y comentado hasta la última producción de serie Z rodada de forma casi amateur (a veces puede eliminarse el casi) y distribuida en el mercado doméstico. Por esa misma razón, no faltan tampoco aquellos títulos donde horror y humor se unen con mayor o menor acierto -de Braindead de Peter Jackson a la más reciente Dead Snow, sin olvidar la casposa Blood Diner, la lamentable Undead or Alive o la inevitable Shaun of the Dead-, o un reflejo de aquellos títulos que no están protagonizados realmente por muertos vivientes -dado que la amenaza en cuestión no ha pasado por el tránsito de la muerte- pero sí por contaminados que actúan como verdaderos zombis; esto es, títulos como 28 días después (y su espléndida secuela dirigida por Juan Carlos Fresnadillo), los primeros trabajos de David Cronenberg Vinieron de dentro de... y Rabia, las adaptaciones del texto de Richard Matheson El último hombre... vivo y Soy leyenda, o la rabiosamente divertida Planet Terror de Robert Rodriguez.



En definitiva: que podríamos decir, al menos a fecha de hoy, que estamos ante la aportación definitiva a la bibliografía cinematográfica (y televisiva: el autor no se olvida de la interesante Dead Set) española a este subgénero del cine de terror, por la profusión de datos y el interés de los análisis efectuados por el autor. Además, esto viene de la mano de una maquetación atractiva, con un gran número de ilustraciones -siempre he defendido que si hay un tipo de libros que han de ser ilustrados, estos han de ser los libros sobre un arte tan visual como es el cine- tanto en blanco y negro como en color. Como único pero, que al Apéndice II, un índice alfabético de títulos citados verdaderamente funcional, se le llame "Filmografía selecta". Pero como imaginarán, esto es pecata minuta que ni se acerca a enturbiar los logros de un libro, a mi entender, indiscutiblemente indispensable para todo aficionado al cine de terror, guste más o menos de las películas protagonizadas por estos muertos en vida.

[Fotografías: La noche de los muertos vivientes, Ángel Gómez Rivero, Yo anduve con un zombie, La noche de los muertos vivientes, El diario de los muertos, Demons, No profanar el sueño de los muertos, Dead Snow, Dead Set.]

23 comentarios:

elquenuncadescansa dijo...

Le deseo suerte a mi paisano, aunque creo que no la necesita y poco a poco se esta haciendo un hueco en el fandom nacional.Saludos

Fan de las cosas dijo...

Esta será mi próxima compra. Si trata tan bien al cine clásico, me va a gustar seguro. Siento debilidad por el blanco y negro, seré un raro :-)

CARLOS SERRANO dijo...

Que poquito sabemos por aqui de cine de zombis, así va el panorama nacional, lleno de indocumentados. El cine de zombis dejárdselo a los expertos, por favor.

Fan de las cosas dijo...

Si dedica muchas páginas al cine clásico, me hace albergar esperanzas en este libro. Nunca he entendido a la gente que desprecia películas como Yo andube con un zombie y la Legión de los Hombres Sin Alma, ya que fueron las pioneras del género. ¿Se habla en el libro de la Hammer y su Plaga de loz Zombies? me parece una cinta importante que marca una transición entre el zombi budú clásico y el de Romero.

Fran J. Ortiz dijo...

Fan: se habla, se habla... de la Hammer en general, y de esa cinta de John Gilling -que a mí me gustó mucho en su día, habría que revisarla- en particular.

Carlos: no sé si tu comentario es un elogio o un ataque al libro de Gómez Rivero, pues no sé si lo metes en el saco de los expertos o de los indocumentados... pero bueno, conste en acta que para mí es un libro estupendo.

CARLOS SERRANO dijo...

A Rivero lo meto en el apartado de los indocumentados, tal y como aparece en la reseña de este mes del Fotogramas que pone a caldo el libro. No sé si has leido muchos libros de cine zombi pero las carencias del libro son multiples. Ni están clásicos como "Zona Restringida", ni aparece el Director's Cut del Dawn Of The Dead de Romero (ese capítulo en particular es muy flojo, ya que tampoco habla de la versión extendida...por la sencilla razón de que ni la conoce, solo habla de los clásicos, de las pelis que se han visto todos los fans. Porque claro, Rivero de cine zombi solo ha puesto lo que ha ido recopilando en los últimos meses en webs y foros. Hace unos meses es que ni siquiera le prestaba atención a este tipo de cine.

En fin, que el tuerto es el rey en el pais de los ciegos y como la mayoria de cinéfilos no saben nada de cine zombi pues esto les parece la biblia, pero la biblia del cine zombi se llama Planeta Zombi y lo edito Jesús Palacios hace muchos años. Claro que como bien dicen en el Fotogramas ahora de repente han salido un montón de expertos en cine zombi aprovechando que el género está de moda.

¿Cuantos libros de cine zombi has leido? Como decía el anuncio: busca, compara y...

Fran J. Ortiz dijo...

Hombre, pues muchos no he leído (¿de verdad hay tantos?), pero sí leí en su día el de Jesús Palacios, y recuerdo que me gustó mucho... como me ha gustado este.

Y por supuesto que habrá ausencias, no creo que exista ninguna obra tan exhaustiva sobre un tema más o menos amplio que hable ABSOLUTAMENTE de todo, pero aquí he encontrado comentarios sobre películas que he visto y que se nota que el autor ha visto también y de las que no habla de oídas (en ocasiones comparto opinión con él, en otras no, pero eso es lo divertido), y son filmes de los que solo he encontrado información en internet y hasta la fecha no en letra impresa.

Pero en fin, para gustos... Si a usted no le gusta el libro, pues nada, a otra cosa mariposa, que hay libros para aburrir. :-)

CARLOS SERRANO dijo...

Claro que has encontrado comentarios de pelis si la mitad del libro es contando las pelis casi escena por escena! Así se llegan a las 500 paginas, no es extraño (pero eso no es hacer un libro profundo ni mucho menos). Pero que a estas alturas haya que contar entera La Noche de los Muertos Vivientes...como si no la conocieramos.

Claro, que igual el libro está destinado para los padres de familia que compran en el Carrefour. Entonces ahi ya no digo nada.

Pero como sospechaba es que tú no conoces el tema ni has leido muchos libros. Es lo que suele pasar, si no conoces la bibliografia del género pues claro, te parecerá que Cine Zombi es la hostia. Para hacer reseñas hay que conocer bien el tema porque si no no hay perspectiva. Por eso Pedro Calleja en Fotogramas dice que cada mes se edita un libro sobre cine combi y que este es uno más. Porque hay que saber de lo que se habla antes de dar opiniones. Pero ya sabes, en España eso de hablar sin saber es casi costumbre, por no decir deporte nacional.

Por eso antes hablaba de indocumentados y de expertos. Y de la diferencia entre unos y otros.

Saludos.

Fran J. Ortiz dijo...

Discúlpeme usted por no haber hecho un doctorado sobre zombis antes de poner por escrito mi opinión sobre un libro que acabo de terminar y que he disfrutado.

Por lo visto solo podré escribir de clásicos de la literatura española, que es a lo que dediqué años de estudio y lecturas, porque de tebeos de Batman o de películas de la Nouvelle Vague tampoco voy a poder hablar.

Demonios, lo que se me ha restringido el campo de acción en un momento...

En fin, que lamento haberle molestado con mi comentario tan poco elaborado y documentado. Pero bueno, como estamos en un país libre, imagino que podré seguir escribiendo mis opiniones, y usted escribiendo sus opiniones sobre las mías, y santas pascuas. :-)

Fran J. Ortiz dijo...

Por cierto, y porque me puede servir de ayuda (a mí y a cualquiera que visite esta web): ¿qué bibliografía sobre cine zombi ha leído usted y/o recomienda que hay que leer? Aparte de los ya mencionados títulos de Palacios (que sí leí en su día, como le dije) y de Serrano Cueto (que no he leído, al menos todavía, como menciono al comienzo de mi texto).

CARLOS SERRANO dijo...

Se demuestra una vez más que uno es ignorante porque quiere no circunstancialmente, porque medios para informarse y culturizarse los hay a punta pala. Yo por supuesto no voy a darte el trabajo hecho de darte una bibliografia, eso te lo curras y así ganarás en conocimientos por méritos propios.

Aqui nadie coarta la libertad de expresión, puedes dar las opiniones que quieras, otra cosa es que esas opiniones estén fundamentadas en algo real.

Dices que el el libro es exhaustivo, que es una de sus principales virtudes, pero ya he comentado que por ejemplo en el apartado de Romero se dice que del film "Dawn Of The Dead" solo hay dos versiones: la americana de Romero y la europea editada por Argento. Si de verdad el autor fuera exhaustivo diría que hay cuatro versiones oficiales del film, incluido el Director's Cut de la peli editado en 1980 por el propio Romero y que considera como la versión definitiva de la peli (la versión extendida de 156 minutos del film sería posterior y para una edicion en DVD exclusiva)

Así pues ¿Dónde está la exhaustividad del libro?

No niego que el libro igual te ha impresionado, pero quizá si de verdad conocieras la historia del cine de zombis te darias cuenta de las carencias del libro que no son pocas (como apunta este mes el Fotogramas).

Pero claro para darse cuenta de las carencias hay que saber del tema. Pregúntale a Rivero a ver porque se olvida de datos básicos en un capítulo tan importante como el de Romero. Que es uno de los gurús de la cinematografia zombi.

Pero como bien dices esto es un pais libre, tan libre que uno puede decir que un libro es la repera cuando en realidad está lleno de carencias y errores y quedarse tan pancho.

Eso es desinformación. Los fans del cine de zombis, los que hemos mamado el género y sabemos un poquito del mismo sabemos cuando un libro está bien hecho y documentado y cuando es el producto de una moda y de una editorial. En este pais hay bastantes expertos sobre cine zombi, pero Rivero no es uno de ello, la verdad.

Ahora bien, eres muy libre de decir lo que quieras, puedes decir que el libro es la biblia y que Rivero es un experto del tema. Pero solo será una opinión que no está basada en la realidad, porque para basarse en la realidad hay que conocerla antes.

Fran J. Ortiz dijo...

Lo siento, pero discrepo en una cosa: tan subjetivo es que yo diga que este libro es la repera, como que usted diga que es incompleto. Que falte algún título no significa que esté lleno de carencias... de igual modo que que yo diga que es muy completo y exhaustivo tampoco quiere decir que no falte absolutamente ninguna película de zombis de entre todas las rodadas jamás sobre la faz de la Tierra.

Me temo que usted toma por términos absolutos aspectos bastante relativos, como "exhaustivo" (me lo sigue pareciendo, aunque falten algunos títulos como los que ud cita), en lo referente al libro y al trabajo de Gómez Rivero... o "indocumentado", al referirse a mi texto o mis conocimientos sobre el tema. Desde luego, no me considero una eminencia en el cine zombi (en realidad, no me lo considero en nada), pero sí lo bastante documentado -de haber leído, y sobre todo de haber visto- como para poder hablar con cierto conocimiento de causa (que a usted puede parecerle poco, y en efecto está en su derecho), pero que a mí desde luego no, y de ahí que me haya dispuesto a escribir estas líneas.

Y, lamento decirle, lo de "no voy a darte el trabajo hecho de darte una bibliografia, eso te lo curras y así ganarás en conocimientos por méritos propios" me suena a excusa para sortear una incapacidad. Pero bueno, igual me equivoco...

Y no se preocupe, que investigaré para mejorar mis carencias. Todo sea por estar más al día, y por satisfacer a expertos tan exigentes como intuyo es usted.

Un abrazo.

Fran J. Ortiz dijo...

Y, por cierto y para evitar dudas, aunque me parece un poco triste que uno tenga que ir por ahí enseñando el currículo para hablar según de qué cosas... Tomando como ejemplo el cine de Romero, yo he visto toda su filmografía -excepto SEASON OF THE WITCH y la última SURVIVAL OF THE DEAD; sorry, no pude estar en Sitges-, incluyendo claro los cinco filmes previos de zombis, los remakes de Savini, Snyder y Miner; estuve en la presentación con Romero de DIARY OF THE DEAD hace dos años en Sitges; he leído PLANETA ZOMBI de Palacios, los GOREMANÍA del mismo crítico, el TERROR CINEMA de Pedrero Santos, el HORRORMANÍA de Serrano Cueto (este sí, pero como decía todavía no su ZOMBI EVOLUTION), toda la serie de libros del festival de San Sebastián -excepto el 9, se me pasó-, las revistas clásicas TERROR FANTASTIC y FAMOSOS MONSTERS DEL CINE (que compré de segunda mano encuadernadas), EL CINE FANTÁSTICO de José María Latorre, el MUSEO DEL MIEDO de Hilario J. Rodríguez, tengo todos los FANGORIA españoles (los 35 de Zinco, y los 17 o 18 de la 2.a etapa), los seis primeros BLADE RUNNER MAGAZINE, los 8 que salieron de SFX, un puñado de 2000 MANIACOS, varios QUATERMASS, varios NOSFERATUS, todos los DIRIGIDO, FOTOGRAMAS, IMÁGENES, CINEMANÍA, CAHIERS y -dentro del género- SCIFIWORLD MAGAZINE (en uno de los últimos números, con repaso a Romero)... A esto añádale la compra de películas, la descarga de archivos y la consulta de webs especializadas... Pues oiga, si yo soy un indocumentado usted no... ¿a qué ha tenido acceso que yo y otros muchos mortales no para saber tanto? ¿Es hermano de Romero, o hijo de Russo o amante secreto de Duane Jones? ¿Por qué no comparte tanta sabiduría y escribe usted mismo un libro sobre cine de muertos vivientes que deje en mantillas a Gómez Rivero, Serrano Cueto y Palacio juntos? La comunidad cinéfila española se lo agradeceríamos.

La verdad, y si me lo permite, esto me suena a manías personales contra Gómez Rivero... porque yo no soy quién como para pensar que es una manía personal contra mi ídem.

Y si no, pues eso, que usted entiende más que nadie de cine de zombis, y tanto como para haberse sentido ofendido por tanta "carencia" del libro y tanto elogio injustificado de un "indocumentado" como yo.

Y sí, sigo esperando esa bibliografía. Soy así de inocentón.

Otro abrazo, aún más fuerte.

Fran J. Ortiz dijo...

FE DE ERRATAS: Obviamente, cuando mencioné que tenía todos los números de varias revistas generalistas de cine, faltó añadir al final "de los últimos años". Si no no cabrían en casa las revistas y un servidor todos juntos.

Anónimo dijo...

Pues que el señor Carlos Serrano (me recuerda a un tipo desagradable que conocí hace años por la red, que hacía videos cutres) escriba su propio libro sobre cine zombie... ese será el definitivo sobre el tema y santas pascuas. Los demás a disfrutar.

Fran J. Ortiz dijo...

Anónimo: si se anima a escribirlo y se lo publican, tenga a buen seguro que haría por leerlo. Promete y mucho. Y nunca mejor dicho lo de que "promete".

Anónimo dijo...

jajaja asi que ya está otra vez el rabioso del Serrano tocando otra vez los guevos!!!! si es ke hay gente ke no aprenderá nunca...

p.d. -no le hagáis ni caso-

Fran J. Ortiz dijo...

En fin, creo que su silencio respecto a esa bibliografía que hay que conocer es bastante elocuente.

Fan de las cosas dijo...

Pues este fin de semana me he hecho con un ejemplar y después de leer ya varios capítulos, me parece una maravilla de libro. Bien escrito y documentado. El propio autor deja claro en el primer capítulo, que quien busque en este libro todo lo referente al cine zombi, está equivicado. ¿Qué más da si indica o no todas las ediciones en dvd de Dawn of the dead? La guía zombi del señor Palacios es compatible con este libro. Todo es compatible... sólo hay que tener la mente más abierta y menos podrida... dejésmosle ese aspecto a los zombies :-P

Anónimo dijo...

¿Carlos Serrano es el autor del "asesino de la bolsa" y demás cortometrajes? Por llamarlos así, porque son cortos... por que calidad, lo que se dice calidad no tienen. Una cosa es no tener presupuesto, y otra no tener idea de cine! para estar tan documentado y haber visto tantísimo cine, no se le ha pegado nada al señor Carlos Serrano. Una lástima que gente así venga a decirle a la gente lo que procede y lo que no. Cada uno tiene su blog y escribe en el las opiniones que quiera sobre lo que quiera. Hasta ahí podríamos llegar!

CARLOS SERRANO dijo...

Bueno, me acabo de enterar que la revista DIRIGIDO POR también pone a parir el libro Cine Zombi, en mi blog lo comento. Yeah!

Fran J. Ortiz dijo...

¡Enhorabuena, Carlos! ¡No estás solo!

(Mientras tanto, sigo esperando esa bibliografía tan selecta).

Alex del Olmo dijo...

Para aquellos que demandaban bibliografía de éste subgénero. Os recomiendo tres libros encarecidamente. Desafortunadamente ninguno de ellos está publicado en español y sólo podréis adquirirlos en librerias especializadas o bien por Amazon. Me refiero a "The Book of the Dead" de Jamie Russell, "Zombie Culture: Autopsies of the living dead" editado por Shawn McIntosh y Marc Leverette y por último "American Zombie Gothic: The rise and fall (and rise) of the walking dead in popular culture" de kyle William Bishop. Con ellos os podréis hacer una radiografía del cine de zombis actual, sus orígenes, sus concomitancias con el folklore y la cultura, además de ponerlo en contexto en la posmodernidad.
Existen, cada vez con más abundancia, títulos que abordan con más o menos tiento este subgénero, algunos desde la más absoluta cinefilia y otros lamentablemente sólo se apuntan al carro al oir campanas al vuelo acerca del renacimiento de este cine. Personalmente, el libro de Rivero no lo he usado demasiado para avanzar en mi tesis doctoral (sí, es sobre los zombis y el cine), pero aún y así no es un mal libro y además está publicado en español, lo que sin duda facilitará su comprensión a muchos lectores. En resumen, un buen libro para empezar a entender los zombis y su cine, pero os resultará plano si realmente buscáis algo más allá de una mera concatenación de films descritos negro sobre blanco. Algunos de ellos casi secuencia por secuencia.